Embarazadas: deberían consumir suplementos con Iodo

Ratio:  / 1
Para proteger el desarrollo cerebral de sus bebés.

Reuters
 

Por Andrew M. Seaman

NUEVA YORK (Reuters Health) - Las embarazadas deberían consumir un suplemento con yodo para proteger el desarrollo cerebral de sus bebés, según recomienda la entidad que reúne a los pediatras en Estados Unidos.

El yodo, que circula en el organismo en forma de yoduro, es fundamental para producir las hormonas tiroideas necesarias para el desarrollo del cerebro de los bebés durante la gestación y después del parto.

"Las mujeres en edad reproductiva también tienen que prestarle atención a este asunto porque la mitad de los embarazos en Estados Unidos no son planificados. Las mujeres no siempre se dan cuenta de que están embarazadas en los primeros meses", dijo el doctor Jerome Paulson, presidente del Consejo de Salud Ambiental de la Academia Estadounidense de Pediatría.

Paulson es coautor de la recomendación publicada en la revista Pediatrics y pediatra del Centro Médico Nacional de los Niños en Washington.

La población suele obtener el yodo de la sal de mesa que consume y que en Estados Unidos está fortificada con yoduro. Pero el consumo de alimentos procesados en Estados Unidos expone a la gente a sal sin yodo.

Estudios previos habían sugerido que un tercio de las embarazadas estadounidenses tienen una deficiencia marginal de yodo en el organismo y que sólo un 15 por ciento de las mujeres consume un suplemento con la dosis de yodo adecuada, según comenta el consejo.

La Asociación Estadounidense de Tiroides y la Academia Nacional de Ciencias sugieren que las embarazadas y las mujeres que están amamantando deberían ingerir 290 mcg/día.

Para el consejo, las mujeres necesitarían un suplemento con 150 mcg para alcanzar ese valor recomendado, pero la mayoría de las vitaminas de uso prenatal y durante la lactancia contienen un valor inferior.

"Las mujeres que están amamantando deberían utilizar un suplemento con por lo menos 150 mcg de yodo y consumir sal de mesa yodada", recomienda el consejo. Además, comenta que habría que evaluar la deficiencia de yodo en las mujeres que son veganas o que no comen pescado.

"Obviamente, el yodo es crítico para el cerebro fetal e infantil", dijo la doctora Loralei Thornburg, especialista en embarazo de alto riesgo del Centro Médico de la University of Rochester en Nueva York, que no participó de la nueva recomendación. "Por lo tanto, una alimentación rica en yodo es fundamental".

"Aunque muchas mujeres tienen deficiencia de yodo, la mayoría lo obtiene de los alimentos. No es algo por lo que las mujeres deberían enloquecer por ahora", añadió.

La experta indicó que la cantidad ideal de la suplementación depende de la cantidad que se obtiene a través de la dieta.

El consejo dice que ese consumo combinado en una embarazada o una mujer que está amamantando debería ser de entre 290 y 1.100 mcg/día, específicamente en forma de yoduro de potasio.

Los autores también recomiendan que las embarazadas o las mujeres que están amamantando eviten los nitraros, que están presentes en el agua de pozo contaminada, y el tiocianato, que se encuentra en el humo del cigarrillo y ciertos vegetales como el brócoli, el coliflor y la calabaza.

Ambas sustancias químicas alteran la capacidad del yodo de participar en la producción hormonal.

Aun así, las mujeres rara vez consumen suficiente cantidad de vegetales como para que los niveles de tiocianato derivados sean preocupantes.

Finalmente, el consejo considera que la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos debería regular el perclorato en los ríos. Esa sustancia química, que se utiliza en el combustible de los cohetes y los explosivos, altera la forma en que el organismo utiliza el yodo para producir las hormonas tiroideas.

FUENTE: Pediatrics

Se pueden evitar las muertes por asma

Ratio:  / 0

La complacencia en torno al asma está contribuyendo a docenas de muertes cada año en el Reino Unido, según un estudio publicado. Casi la mitad de los que fallecieron no tuvieron ninguna ayuda médica durante su último ataque mortal, de acuerdo con el estudio publicado para el Día Mundial de la Asma. El Análisis Nacional de las Muertes por Asma estudió el destino de unas 193 personas, incluidos 28 niños. Demostró que en 65 casos no había ningún registro de que la víctima buscase ayuda médica en tanto que en 22 los pacientes no obtuvieron ayuda a tiempo. La mayoría de los niños y adolescentes - 21 en total - fallecieron antes de llegar al hospital. Los investigadores del Royal College of Physicians dijeron que la atención recibida por 25% de los que murieron era «insatisfactoria». Además, señala, en 80% de los casos se hubiese podido mejorar la atención.

El estudio mostró que 57% de las víctimas no habían recibido supervisión especializada en el año previo al fallecimiento. Sin embargo, 10% murieron al cabo de un mes del alta del hospital después de recibir tratamiento del asma, y 21% habían estado en un servicio de urgencias durante el año previo. Hubo una infrautilización «generalizada» de inhaladores preventivos y una dependencia excesiva en medicamentos para el alivio del broncoespasmo. El estudio reveló que ni pacientes ni médicos se percataron de la gravedad de las crisis en más de 50% de los decesos. Diez y nueve por ciento de los que fallecieron eran fumadores en tanto que muchos niños estuvieron expuestos al humo del tabaco en el domicilio.

El estudio insta a un mejor aleccionamiento de médicos, enfermeras, pacientes y cuidadores a fin de que reconozcan los signos de advertencia de un control deficiente del asma. Y todo hospital y consultorio de medicina general deberán contar con un médico asignado para servicios de atención al asma.

El Dr. Kevin Stewart, del Royal College of Physicians, dijo: «Es tiempo de terminar nuestra complacencia en torno al asma, la cual es una enfermedad que puede matar, y lo hace. No hemos prestado suficiente atención a la importancia de la atención sistemática satisfactoria a este padecimiento por profesionales clínicos con la capacitación y experiencia apropiadas y del papel que los propios pacientes desempeñan en esto. Con demasiada frecuencia también hemos sido lentos para detectar signos de control deficiente del asma y lentos para actuar cuando estos se han presentado, con trágicas consecuencias para algunas familias. Podemos y debemos mejorar».

El estudio fue respaldado por la Association of Respiratory Nurse Specialists.

Su presidenta, Rebecca Sherrington, dijo: «Los conocimientos especializados existen para proporcionar ayuda significativa a las personas que más la necesitan».

«Se requerirá un esfuerzo coordinado para garantizar que se disponga de suficientes enfermeras especializadas y suficiente capacitación para todo el personal clínico restante. El no implementar estas mejoras simplemente no es una opción si queremos evitar que más personas mueran innecesariamente».

Fuente:  doctors.net.uk 

La ingesta alimentaria de folato prenatal y otros donadores de metilo durante el primer trimestre del embarazo afectan al riesgo de asma en los niños de 7 años

Ratio:  / 0

La ingesta alimentaria de donadores de metilo por la madre durante el primer trimestre del embarazo modula el riesgo de presentación de asma infantil a los 7 años de edad, según un nuevo estudio presentado en el Congreso Internacional de la American Thoracic Society en 2014.

 

«La evidencia en torno a los efectos de la ingesta alimentaria de donadores de metilo sobre el asma infantil ha sido contradictoria», dijo la autora principal Dra. Michelle Trivedi, Miembro Clínico de Neumología Pediátrica en el Hospital General Pediátrico de Massachusetts en Boston. «Se ha señalado que el enriquecimiento de algunos alimentos con folato puede haber contribuido a la frecuencia creciente de asma y alergia en Estados Unidos. En nuestro estudio de más de 1000 pares de madre-niño, observamos que la ingesta materna de los seis donadores de metilo que estudiamos, folato, colina, betaína y vitaminas B2, B6 y B12, tenían efectos protectores sobre el riesgo de presentación de asma infantil, y que las interacciones entre estos nutrientes afectaba a la magnitud y la dirección de este riesgo».

 

Los donadores de metilo son nutrimentos que intervienen en un proceso bioquímico llamado metilación, en el cual sustancias químicas se unen a proteínas, ADN u otras moléculas del cuerpo. Este proceso participa en una serie de funciones importantes del organismo y se ha demostrado que la ingesta alimentaria de donadores de metilo afecta al riesgo de que se presente una serie de enfermedades, entre ellas cardiopatía y cáncer.

 

En el presente estudio se evaluó la ingesta alimentaria y de suplementos de donadores de metilo en las madres mediante cuestionarios de frecuencia de alimentos durante el primero y el segundo trimestres del embarazo en 1052 pares de madre-niño. De los 1052 niños, a 219 (20,8%) se les diagnosticó asma a los 7 años de edad.

 

En los análisis ajustados con respecto a edad, índice de masa corporal, asma, formación educativa de ingresos domésticos de la madre junto con peso al nacer, género sexual, raza o grupo étnico, duración de la lactancia natural, exposición al humo de tabaco ambiental y eccema del niño, sólo la vitamina B 12 y la colina de los alimentos durante el primer trimestre se relacionaron con una menor prevalencia de asma a los 7 años de edad. «Nuestros resultados parecen indicar que la ingesta alimentaria de folato y otros donadores de metilo durante el embarazo no incrementa el riesgo de asma y, de hecho, puede disminuir el riesgo de que la progenie presente asma», dijo la Dra. Trivedi. «Se necesita más estudio para analizar los posibles mecanismos». El grupo de la Dra. Trivedi tiene planes para realizar más investigación sobre los mecanismos mediante los cuales el folato y otros donadores de metilo afectan al grado de metilación del ADN.

 

Fuente: Science Daily

La ingesta alimentaria de folato prenatal y otros donadores de metilo durante el primer trimestre del embarazo afectan al riesgo de asma en los niños de 7 años

Ratio:  / 0

La ingesta alimentaria de donadores de metilo por la madre durante el primer trimestre del embarazo modula el riesgo de presentación de asma infantil a los 7 años de edad, según un nuevo estudio presentado en el Congreso Internacional de la American Thoracic Society en 2014.

 

«La evidencia en torno a los efectos de la ingesta alimentaria de donadores de metilo sobre el asma infantil ha sido contradictoria», dijo la autora principal Dra. Michelle Trivedi, Miembro Clínico de Neumología Pediátrica en el Hospital General Pediátrico de Massachusetts en Boston. «Se ha señalado que el enriquecimiento de algunos alimentos con folato puede haber contribuido a la frecuencia creciente de asma y alergia en Estados Unidos. En nuestro estudio de más de 1000 pares de madre-niño, observamos que la ingesta materna de los seis donadores de metilo que estudiamos, folato, colina, betaína y vitaminas B2, B6 y B12, tenían efectos protectores sobre el riesgo de presentación de asma infantil, y que las interacciones entre estos nutrientes afectaba a la magnitud y la dirección de este riesgo».

 

Los donadores de metilo son nutrimentos que intervienen en un proceso bioquímico llamado metilación, en el cual sustancias químicas se unen a proteínas, ADN u otras moléculas del cuerpo. Este proceso participa en una serie de funciones importantes del organismo y se ha demostrado que la ingesta alimentaria de donadores de metilo afecta al riesgo de que se presente una serie de enfermedades, entre ellas cardiopatía y cáncer.

 

En el presente estudio se evaluó la ingesta alimentaria y de suplementos de donadores de metilo en las madres mediante cuestionarios de frecuencia de alimentos durante el primero y el segundo trimestres del embarazo en 1052 pares de madre-niño. De los 1052 niños, a 219 (20,8%) se les diagnosticó asma a los 7 años de edad.

 

En los análisis ajustados con respecto a edad, índice de masa corporal, asma, formación educativa de ingresos domésticos de la madre junto con peso al nacer, género sexual, raza o grupo étnico, duración de la lactancia natural, exposición al humo de tabaco ambiental y eccema del niño, sólo la vitamina B 12 y la colina de los alimentos durante el primer trimestre se relacionaron con una menor prevalencia de asma a los 7 años de edad. «Nuestros resultados parecen indicar que la ingesta alimentaria de folato y otros donadores de metilo durante el embarazo no incrementa el riesgo de asma y, de hecho, puede disminuir el riesgo de que la progenie presente asma», dijo la Dra. Trivedi. «Se necesita más estudio para analizar los posibles mecanismos». El grupo de la Dra. Trivedi tiene planes para realizar más investigación sobre los mecanismos mediante los cuales el folato y otros donadores de metilo afectan al grado de metilación del ADN.

 

Fuente: Science Daily

Eficacia de montelukast administrado como monoterapia o en combinación con corticoesteroides inhalados en pacientes pediátricos con asma no controlada

Ratio:  / 0

Montelukast es un medicamento que se utiliza para prevenir la dificultad para respirar, la opresión en el pecho, la sibilancia (jadeo) y tos causada por el asma. Asimismo también se usa para prevenir el broncoespasmo

Leer más...

Un defecto genético pone en tela de juicio las teorías en torno al asma

Ratio:  / 0

Un defecto genético puede ser la causa de la relación entre la administración de antibióticos a los lactantes y la aparición subsiguiente de asma, revelaron investigadores británicos.

El hallazgo se contrapone a la teoría establecida de que los niños tienen riesgo de presentar trastornos alérgicos, como el asma, cuando se protegen de la exposición contra infecciones.

Se pensaba que los antibióticos producen un incremento del riesgo al destruir la mayor parte de las bacterias inocuas que colonizan el intestino.

Sin embargo, los investigadores dicen que ahora han descubierto un defecto en la región del cromosoma 17 que hace que los niños tengan riesgo de sucumbir a infecciones virales a una edad temprana.

El estudio realizado en Manchester, publicado en The Lancet Respiratory Medicine, incluyó más de 1000 niños de hasta 11 años.

Los investigadores dicen que descubrieron que los niños tratados de sibilancias a una temprana edad evolucionaban para presentar asma grave con una frecuencia del doble que la de los demás.

Observaron que los cuerpos de los niños hacían lo posible por producir citocinas, las cuales actúan contra las infecciones por virus − pero no había signos de que no pudiesen responder a las bacterias −.

Además, informan sobre dos genes presentes en la región del cromosoma 17q21 que se vinculan a un aumento del riesgo de prescripción de antibióticos.

El investigador profesor Adnan Custovic, de la Universidad de Manchester, dijo que se necesitaría más investigación.

Señaló: «Conjeturamos que factores ocultos que aumentan la probabilidad de prescripción de antibióticos a una edad temprana y el asma subsiguiente son una mayor susceptibilidad a las infecciones virales a consecuencia de la alteración de la inmunidad antiviral y las variantes genéticas en el cromosoma 17q21».

 

Fuente: doctors.net.uk